Organiza tu trabajo para mantenerte enfocado

Si eres una persona creativa lo más probable es que cada día tengas ideas de nuevos proyectos, cambios, cosas que quieres probar, herramientas que quieres aprender a utilizar… vaya, una buena montaña de tareas pendientes y muchas ganas de empezarlas… todas a la vez. Organiza tu trabajo y verás cómo mejora tu productividad.

El orden en el trabajo es una tarea pendiente de muchos de nosotros, y la mayoría sabemos que ser desorganizado tiene consecuencias nefastas para nuestros resultados.

Hasta aquí, más o menos todos lo tenemos claro. Pero, ¿qué podemos hacer para conseguir ser un poco más organizados en nuestro trabajo? 

Voy a darte algunos trucos y consejos para que consigas organizar un poco tu día a día:

  1. Empieza el día analizando tu agenda y tu lista de tareas pendientes. Te servirá para planear tu horario del día, revisarlo y modificarlo si es necesario. Una vez te acostumbres a hacerlo cada mañana, cada vez te será más fácil organizarte. 
  1. Visualiza tu día cada mañana. Revisa cada mañana las tareas y el horario marcado para ese día. Te ayudará mucho tener una visión clara de las cosas que tienes que hacer, las reuniones a las que tienes que asistir o las tareas o proyectos en los que tienes que trabajar.
  1. Crea una lista de tareas. Apunta lo que tienes que hacer cada día. Mejor si lo haces la noche anterior. Te ayudará a establecer prioridades y a no olvidarte de las cosas que tienes pendientes. Escríbelo todo. Desde las ideas más locas hasta las tareas que sí o sí debes resolver. Después tocará priorizar. Puedes hacerlo en papel o utilizando algunas de las cientos de apps que existen para este mismo fin. Por ejemplo Asana (es la que yo uso y la verdad es que va genial), Evernote y Wunderlist, son otras apps que podéis utilizar para esto.. 
  1. Prioriza. Es importante saber la diferencia entre lo que es importante y lo que es urgente. Este tema da para dedicarle un post entero, pero por el momento, sólo voy a dedicarle unas pinceladas (prometo un post sobre este tema muy pronto).  Lo urgente, son tareas que necesitan nuestra atención inmediata y no añaden valor. Normalmente nos dan resultados a corto plazo, pero no nos acercan a nuestros objetivos. Lo importante, Son tareas que no tienen una fecha límite marcada ,pero una vez realizadas, agregan valor a la organización o al proyecto, te acercan a tus objetivos. Sus resultados son a largo plazo.  Una vez tenemos claro lo que es importante y lo que es urgente, podemos plasmarlo en la “matriz de Eisenhower” y así saber cuáles priorizar.

  1. Fíjate horarios. Una vez hayas analizado tu agenda del día, las reuniones que vas a tener y las tareas de tu lista de tareas pendientes, establece horarios para cada cosa. Y sobretodo, cúmplelos. No sirve de nada fijarte horarios si después los ignoras totalmente.
  1. Haz una cosa a la vez. No trates de resolver varios asuntos al mismo tiempo. Empieza y acaba una tarea y después pasa a la siguiente. Si dejas alguna tarea a medio hacer, después te será más difícil volver a retomarla y la acabarás olvidando.
  1. No procrastines. Realmente perdemos mucho tiempo en cosas que no son las que tenemos que hacer. La famosa frase “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy” te ayudará mucho en tu día a día. Realiza hoy las tareas que sean para hoy. De igual manera, realiza las tareas de mañana, mañana. Cada cosa a su debido tiempo. Y sobretodo, mientras estás con una tarea, no mires el móvil, ni te pongas a buscar por internet el vuelo de las próximas vacaciones. Céntrate. Si pierdes el tiempo, no cumplirás los horarios marcados y volverás a encontrarte en el caos y la desorganización.

Ahora ya tienes un poco más claro qué es lo que puedes hacer para ser más organizado en tu día  a día. Pero por si todavía no estás del todo convencido, te nombro a continuación algunas de las ventajas de organizar tu trabajo.

  • Mejora nuestra respuesta ante imprevistos. 
  • Permite alcanzar nuestros objetivos con más facilidad.
  • Ayuda a afrontar situaciones de estrés. 
  • Nos hace mantener una actitud más positiva.
  • Permite tener mayor control
  • No aporta más concentración y creatividad al no estar pensando en qué tienes que hacer en todo momento. 
  • Mejora la productividad.
  • Nos ahorra tiempo.

Yo creo que después de estos consejos y de saber algunas (porque hay muchas más) de las ventajas de saber organizarte, no cabe duda de que es momento de empezar a aplicar todo lo que has aprendido y ver si realmente son ciertos todos estos beneficios. 

Te reto a que por lo menos durante un mes, pruebes a aplicar alguna o todas estas técnicas y a que me cuentes qué tal te va después de añadir estos pequeños hábitos en tu vida. 

¡Me juego lo que sea a que los resultados serán súper positivos!

Miriam.

Miriam Grinyó
Miriam Grinyó

CMO & Founder

One Response

  1. Genial el post. Desde que empezó el confinamiento me cuesta mucho organizarme. Pondré en práctica todos los consejos que dais, me parecen muy útiles.

    ¡Gracias!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *